Mis videos

Loading...

lunes, 15 de septiembre de 2014

Hoy he vuelto a correr. Ni una molestia.

Como bien sabéis, el día 4 de septiembre tuve que parar por la lesión de rodilla. Ese día toqué fondo y decidí probar con infiltraciones ya que con rehabilitación y poco ejercicio no mejoraba. Todo esto a 24 días para la maratón.

Así que el lunes 4 llamé al doctor y el 6 ya estaba en la consulta para que explorara mi maltrecha rodilla. No lo dudó ni un momento y me ofreció la infiltración. Me explicó que esto me haría mejorar bastante pero no sabía si sería suficiente por ser una lesión vieja. La verdad es que no lo he echo muy bien. Empecé con dolores en enero y se los achaqué al cambio de zapatillas. Entrené con dolor hasta mayo, competí en dos medias maratones, un medio Ironman y como no, el Ironman de Lanzarote. Una vez terminó todo esto descansé. Me lo pedía el cuerpo y sobre todo la cabeza.
Cuando retomé los entrenamientos el dolor apareció de nuevo y hasta hoy.

Así que nada, el miércoles pasado, infiltración de Trigon alrededor del tendón y nunca en el.
Que poco me gustan los pinchazos. Y menos cuando me dicen la frase; - Pondremos un poquito de anestesia-  Mala señal, esto va a doler. La última vez que me dijeron esto se enteró todo el Hospital por mis gritos.
Así que nada, pinchacito de anestesia y adelante con el trigon. Pensé que no dolería nada pero no fue así.
Me pincho muchas veces y la verdad es que apenas lo notaba hasta que, en una de esas, el liquido subió por dentro como si lo hiciese por el tendón y toma garrampazo que me lleve.

Terminó y me explico el tratamiento a seguir. Me dijo que no me infiltrará más y que el siguiente tratamiento ya serían factores de crecimiento, algo que me niego. Y me niego por que no estoy por la labor de gastarme 400 euros por sesión para que me saquen sangren, la centrifuguen, me la vuelvan a poner y tal vez, no me haga nada tampoco. Como no me gano la vida con esto, si debo parar después de la maratón lo haré.
Dos o tres días de descanso en la rodilla tras la infiltración que los he aprovechado para hacer trabajo de fuerza en pecho, brazos y hombro. No hay que olvidar que en Sables me va a tocar llevar la mochilita a cuestas durante 250 km. Es alucinante como trabajando con pesas durante diez días, notas como aumenta la musculatura. Soy de brazo fino y no me quiero pasar, el brazo ha aumentado considerablemente.

Y por fin hoy he vuelto a correr. Ha sido un ritmo suave (5:26 el km) pero han salido 12 al mediodía con tan "solo" 30 grados. Ni rastro de molestias en la rodilla, ni en el femoral ni en ningún sitio.



Contento de haberlos aguantado bien y de no volverme loco y correr más de la cuenta. Esté será el entrenamiento hasta la maratón. Todos los días entre 10 y 15 kilómetros sin forzar la máquina y que sea lo que dios quiera en la prueba.
Para darme ánimos me siguen diciendo lo de siempre. - ¿Qué es para ti una maratón después de...? Los mataría a todos.

Así que nada más. Mañana a seguir corriendo y a esperar que todo siga igual.

¡Hasta la próxima!